Dibujos arquitectónicos :5 componentes principales y cómo asarlos

Un dibujo arquitectónico, ya sea dibujado a mano o producido digitalmente, es un dibujo técnico que comunica visualmente el diseño de un edificio. Arquitectos y diseñadores por igual generan estos dibujos arquitectónicos mientras desarrollan una propuesta arquitectónica.

Cada gran dibujo cuenta una historia. Invita al usuario a cuestionar el diseño del espacio construido y les anima a imaginar entre las líneas. Tales dibujos son arquitectura por derecho propio. Crear dibujos arquitectónicos perfectos, un plan, perspectiva o bosquejo, no es una tarea fácil. Hay una serie de movimientos a tener en cuenta para ilustrar su historia con precisión y atracción. Es importante considerar cómo varios elementos como colores, textura y escalas ayudan a dar forma a la forma en que se percibe un dibujo arquitectónico.

Dibujo arquitectónico ©Lead Design Studio

Muchos de ustedes, ya sean estudiantes o profesionales, se enfrentan al dilema de cómo crear el dibujo perfecto de vez en cuando. En consecuencia, aquí hay una guía de autoayuda para ayudarle a producir un dibujo arquitectónico poderoso y convincente.

1. Utilice estilos de línea diferentes & Pesos de línea Dibujos arquitectónicos

Las líneas son el aspecto más expresivo de un dibujo arquitectónico. Se utilizan para definir, esbozar, describir y captar la atención. Pero si cada línea se ve igual, la legibilidad y la percepción del dibujo se verán comprometidas. Para abordar este problema, emplear una variedad distinta de estilos de línea y pesos de línea para distinguir la profundidad y enfatizar las partes críticas del dibujo.

Usando los pesos de la línea derecha ©El Constructor

Por ejemplo, las líneas gruesas en negrita pueden ayudar a identificar las paredes seccionales en un dibujo, mientras que las líneas más delgadas pueden representar el acristalamiento de las ventanas. Además, las líneas discontinuas se pueden utilizar para representar componentes ocultos o invisibles como vigas. Las técnicas para mejorar la comprensión del dibujo utilizando pesos de línea surtidos, estilo, movimientos de mano, y la forma en que la línea está programada son infinitas.

2. Aplicar texturas Apt, sombras & Colores

La textura es la esencia de un dibujo arquitectónico. Añade profundidad a cualquier objeto y da vida al dibujo. Normalmente se utiliza para representar la calidad de un material, texturas se pueden añadir a cualquier superficie que les permita parecer suave o duro, cerca o lejos.

Es importante emplear la textura correcta, la escotilla o el color sólido con la opacidad adecuada para transmitir el movimiento o el patrón en el dibujo. Por ejemplo, una pared puede ser definida por una textura diferente al suelo y el contraste ayuda a que cada elemento sea descifrable. Cuando se utiliza de forma innovadora, las texturas pueden ser la fuente fundamental de contar una historia en el dibujo.

Las texturas completan la historia ©Architizer

3. Determinar la escala del dibujo

Una de las consideraciones principales al diseñar un edificio es cómo se traducirá en el mundo real. Aquí es donde determinar la escala correcta de los factores de dibujo. Un dibujo escalado asigna a cada objeto la misma escala en proporción a la realidad ayudando a uno a entender cómo cada elemento aparecería.

Scales & proporciones del dibujo ©David Neat Jugar con múltiples escalas en un dibujo ©Timberworks Architecture

Contratistas generales, electricistas, fontaneros, inspectores de construcción, todos utilizan dibujos arquitectónicos como guía instructiva y visual. Por lo tanto, es importante asegurar que los dibujos se ajusten a las escalas de redacción convencionales. Además, la escala debe ser mencionada en el dibujo y debe ser seleccionada de tal manera que el dibujo se ajuste perfectamente en la hoja.

4. Cuide de los detalles Dibujo arquitectónico

“Dios está en los detalles.”- Ludwig Mies Van Der Rohe

Los detalles suelen ser el aspecto más significativo en la explicación de las texturas, la luz y la escala del dibujo. Pueden representar la accessorización de un dibujo como las dimensiones claras, el tamaño de texto derecho, y la fuente, anotaciones, elementos decorativos como muebles, paisaje, etc. También pueden significar los detalles literales de un edificio o la forma en que el dibujo se ejecuta a múltiples escalas. Una representación a mayor escala de algunas partes de los dibujos, conocidos como dibujos detallados, permite una comprensión clara de la construcción o diseño complejo.

El detalle delicado es la piedra angular de cualquier dibujo arquitectónico y puede ayudar a llamar la atención sobre varias características críticas del diseño. Ayuda a la gente a percibir ideas tridimensionales a través de representaciones bidimensionales con absoluta simplicidad y comprensión.

Los detalles ayudan a explicar el dibujo ©Art Station

5. Crear un diseño de hoja

A menudo, los dibujos se dibujan con gran legibilidad y precisión apropiada, pero el producto final no está a la altura de la marca. La composición de los numerosos elementos del dibujo en la hoja final es tan importante como los propios dibujos individuales. Aquí es donde un diseño de la hoja es útil.

El éxito de un diseño depende de la disposición de los diversos componentes en una jerarquía visual que realce la apariencia del objeto particular y de los objetos como una pieza de diseño. El diseño es extremadamente necesario para que el dibujo sea funcional y se vea atractivo para el usuario. El uso correcto del equilibrio, proporción, secuencia, énfasis y unidad de todos los elementos cohesivos es esencial para un diseño adecuado.

Diseño de hojas sobre fondo blanco ©Arch2o + 7

Video: Dibujos arquitectónicos :5 Componentes principales y cómo asarlos

Similar Articles

Most Popular