Baccm (modelo de concepto básico de análisis empresarial)

En cualquier área de especialización, la identificación de una terminología compartida y el desarrollo de un marco operativo es necesaria para una cooperación exitosa entre los profesionales y cualquier otra parte interesada en dichas áreas, así como para proporcionar una comunicación clara entre ellos. Esto es especialmente cierto en el campo del análisis de negocios. El trabajo de los analistas de negocios incluye una gran cantidad de información, numerosas tareas a realizar, y diversas relaciones con asociados tanto dentro del equipo como de la organización en cuestión. Tener una estructura establecida y conceptos de análisis de negocios definidos con precisión permite al analista de negocios tener sentido de la tarea a mano y evaluar con precisión los recursos, habilidades y acciones necesarios.

Índice

BACCM (Modelo de concepto básico de análisis empresarial)

El BACCM, definido por IIBA (Instituto Internacional de Análisis de Empresas) y expuesto en BABOK (Business Analysis Body of Knowledge) v.3, define seis conceptos fundamentales de análisis de negocios: Cambio, Necesidad, Solución, Interesados, Valor y Contexto. En conjunto, proporcionan un sistema conceptual que sirve de marco para la práctica de análisis de negocios. Describen todo lo que comprende el análisis de negocios y presentan una poderosa herramienta para entender cualquier cambio que se esté produciendo dentro de una determinada organización.

El BACCM define el campo del análisis empresarial, permite la comunicación entre todas las partes interesadas, ayuda a determinar y evaluar las relaciones entre conceptos básicos, y proporciona herramientas para la interpretación del impacto y los resultados de los métodos de análisis empresarial aplicados.

BACCM (Modelo de concepto básico de análisis empresarial)

Es importante notar que estos conceptos no se clasifican ni clasifican de ninguna manera por valor, ni son más significativos que el otro. El análisis empresarial adecuado implica un enfoque holístico de un cambio organizativo, sino también la plena atención a los detalles que sólo es posible cuando todos los conceptos son tratados como iguales y esenciales. Los conceptos BACCM no existen en un vacío, los seis son definidos por el otro y mutuamente co-dependientes. Es difícil comprender uno de ellos sin entender a otros. Un cambio a cualquiera de los conceptos clave requiere inevitablemente una reevaluación de los otros cinco conceptos y su relación mutua.

Cambio

Un cambio, en su esencia, es un acto de hacer algo diferente. En el negocio, este acto, o transformación, se produce como respuesta a una necesidad. La necesidad de impulsar esta transformación puede ser interna o puede ser causada por factores externos, como la perturbación del mercado, el clima político o el desastre natural. El objetivo de un analista de negocios debe ser implementar cambios de una manera que mejore el funcionamiento de una empresa. Los analistas de negocios utilizan técnicas de análisis de negocios para controlar y llevar a cabo estas mejoras. La transformación favorable de una organización debe mejorar su valor y ayudar a evitar posibles caídas.

Esto puede incluir preparar, provocar, prevenir un cambio. Preparar el cambio requiere que el analista de negocios haga preguntas sobre el objeto de transformación, el contexto en el que se producirá el cambio, la razón del mismo, y también identificar quién estará interesado en un cambio. Las respuestas a estas preguntas proporcionan una base para la implementación exitosa de la transformación.

Cada cambio conlleva ciertos beneficios y desventajas o costos. Al provocar y descubrir transformaciones potenciales, una BA puede descubrir problemas potenciales y descubrir qué acción aportará el mayor valor. Si, durante el análisis, la BA determina que un cierto cambio traerá la disminución de valor, trata de evitar que el cambio en cuestión ocurra o al menos minimizar sus efectos. Esto también incluye proporcionar a la organización la capacidad de controlarse a sí misma.

Necesidad

La necesidad es un problema, una oportunidad o una restricción que necesita ser abordada, básicamente algo que la organización requiere. Son el resultado del estado actual de la empresa y la razón por la cual existe un determinado proyecto. El trabajo del analista comienza con las necesidades y guían todo el proceso. Las necesidades están entrelazadas con los cambios. Motivan a las partes interesadas a actuar, generando así los cambios. También funciona al revés; los cambios que disminuyen o aumentan el valor organizativo crean nuevas necesidades dentro de la organización.

La evaluación adecuada de las necesidades puede ser crucial para el éxito del proyecto. Las partes interesadas a menudo no distinguen entre lo que necesitan y lo que quieren, y es tarea de un analista de negocios identificar con precisión las necesidades reales de la empresa. Al trabajar con las partes interesadas, la BA debería ser capaz de determinar si la necesidad real se puede satisfacer a un costo mucho menor, por ejemplo, añadiendo o mejorando la funcionalidad del sistema de software en lugar de un reemplazo completo. Una de las partes esenciales de cualquier proyecto es educar a todas las partes involucradas en las características clave de las necesidades organizativas y formas de satisfacerlas.

Solución

La solución es un medio para resolver un problema, es decir, satisfacer la necesidad organizativa creando, realizando, intercambiando o almacenando valor. El valor está directamente asociado a la necesidad de la parte interesada en un contexto determinado. La solución puede resolver el problema de la parte interesada, ayudarle a aprovechar una oportunidad, imponer una restricción si así lo desea, o eliminar una restricción y permitir cierta actividad.

Puede haber más de una solución a necesidades específicas. Además, la misma necesidad se puede abordar con diferentes soluciones en diferentes organizaciones. A menudo, varios interesados en el mismo proyecto preferirán soluciones contrastantes a un problema específico. Los analistas de negocios tienen que equilibrar estas solicitudes y tener en cuenta numerosos factores, tales como costos, beneficios o riesgos, al decidir una solución.

La solución aporta valor al mejorar la funcionalidad de un determinado aspecto de la actividad empresarial de una parte interesada, cambiar sus características o mejorar la experiencia de una organización o de un cliente. La solución implementada sólo tiene éxito si aporta valor y satisface las necesidades de la parte interesada. Cuando eso sucede ya no es un objetivo o una necesidad, sino una parte del funcionamiento cotidiano normal de una empresa. Se convierte en parte de un nuevo entorno organizativo y, como tal, puede producir nuevas necesidades o cambios. La infraestructura organizativa en sí misma es, de hecho, una colección de soluciones existentes a las necesidades existentes.

Partes interesadas

El stakeholder es un individuo (o un grupo) que tiene una relación con el cambio, la necesidad o la solución y quiere influir en ellos. El nivel de su participación en un proyecto varía. Pueden tener diferentes relaciones e impactos e influencias en otros conceptos básicos de análisis de negocios. A menudo se agrupan dependiendo de su interés en ciertos aspectos de un proyecto y se les asigna la necesidad, el cambio o la solución. La necesidad suele surgir cuando uno de los stakeholders expresa un deseo o identifica un problema. También están al final de recibir soluciones y cambios y son aquellos a quienes se entrega valor.

Para cada proyecto, debe haber una lista de partes interesadas que participen o se vean afectadas por las soluciones y cambios propuestos. Durante el transcurso del proyecto, el analista de negocios probablemente interactuará con la mayoría de ellos. Algunos de ellos necesitarán capacitación en el uso de las nuevas soluciones y ayudarán a acostumbrarse a los cambios. Si es necesario, la solución se puede ajustar para hacer este proceso más fácil.

BABOK enumera varias categorías de partes interesadas dependiendo de su papel en el proyecto. La lista no es definitiva, y algunas tienen varias subcategorías, mientras que algunas personas pueden llenar roles dentro de varias categorías.

  • Analista de negocios
  • Cliente
  • Usuario final
  • Experto en materia de aplicación
  • Apoyo operacional
  • Director del proyecto
  • Regulador
  • Proveedor
  • Tester

Valor

El valor presenta el valor o la importancia de algo para un stakeholder. Es algo que beneficia a la organización en un contexto determinado. El valor puede ser positivo, demostrado en rendimientos y mejoras, pero también, en algunos casos, negativo cuando se trata de pérdidas o costos.

De todos los conceptos de análisis de negocios, este puede ser el más difícil de comprender. Es difícil definir claramente el valor. La solución a la necesidad aporta valor tangible e intangible a la empresa. Los valores tangibles son mensurables y pueden incluir ahorros y beneficios, mientras que los intangibles incluyen impulsos morales o un aumento en la reputación de la organización. El valor no siempre es absoluto, puede ser subjetivo y más valioso para un conjunto de partes interesadas que para el otro. Por ejemplo, la misma solución puede no aportar el mismo valor al departamento de ventas y el apoyo al cliente.

Contexto

El contexto es un conjunto de circunstancias que crean un entorno en el que se produce un cambio. Influye, se ve influenciado por, y nos ayuda a comprender mejor dicho cambio. El contexto es una parte crucial de un proyecto que las BAs deben considerar ya que todos los cambios y soluciones propuestas tienen lugar dentro de un espacio con los procesos y sistemas existentes. Entender cómo una nueva solución funcionará dentro de ese entorno establecido puede hacer o romper el proyecto. El contexto ayuda a determinar lo que es relevante para el proyecto y proporciona un entorno para que las partes interesadas comuniquen e identifiquen sus relaciones con los cambios y soluciones. Diferentes partes interesadas pueden operar en diferentes contextos, pero para un analista de negocios, todos ellos son igualmente importantes.

El contexto se define por sus límites internos y externos. Los límites internos definen el alcance del cambio, mientras que los externos determinan lo que es relevante para el cambio. Básicamente, el contexto es todo lo que influye en el cambio, excepto el cambio mismo. BABOK enumera varias cosas, influencias y circunstancias que determinan el contexto: comportamientos, cultura, competidores, gobierno, infraestructura, productos, ventas, clima, tecnología, terminología, y muchos otros. El contexto no es en absoluto estático. Puede cambiar cíclica o aleatoriamente.

Conclusión

El modelo conceptual básico de análisis empresarial (BACCM) proporciona un marco para comprender los seis conceptos fundamentales del análisis empresarial: cambio, necesidad, solución, parte interesada, valor y contexto. El BACCM proporciona una base básica para la comprensión del análisis empresarial y una plataforma para desarrollar conocimientos.

Usted debe buscar oportunidades en sus proyectos para obtener experiencia práctica de estos conceptos y desarrollar habilidades en las técnicas de análisis de negocios que se utilizan para apoyar y apoyar estos conceptos.

Tweet Share Pin Share 0 Shares

Video: BACCM (Modelo de concepto básico de análisis empresarial)

Artículo anterior
Artículo siguiente

Similar Articles

Most Popular